LOS DEPORTEs DE HOY : Los Juegos Ayer y Hoy (DOCUMENTAL OLIMPICOS )

LOS DEPORTEs DE HOY : Los Juegos OLIMPICOS Ayer y Hoy (DOCUMENTAL)

Deportes de hoy
El ciclismo de Ayer con pesadas bicicletas de metal pasó al Hoy con material de fibra de carbono que un niño es capaz de levantar. Un capítulo dedicado a la evolución de cada deporte olímpico hasta llegar a la actualidad y su presencia en el magno evento.


El moderno concepto del deporte es distinto del antiguo, la diferencia radica en el sentido ético-religioso que tenía en la antigüedad, frente al práctico de hoy. Modernamente ha adquirido un nuevo enfoque: sirve al cuerpo y a la mente, hay una valoración práctica y profesional, se ha venido a constituir un modo de ser. El grupo interesado en el juego hace a un lado a aquellas para lo que el juego ya no es juego y a aquellos otros que, a pesar de su gran capacidad, se encuentran por debajo de los auténticos jugadores. La actitud del jugador profesional no es ya la auténtica actitud lúdica, pues están ausentes en ella lo espontáneo y lo despreocupado.

La perfección con que la moderna técnica social incrementa el efecto exterior de las demostraciones de masas, no consigue por ello que ni las olimpiadas ni las organizaciones deportivas de las universidades, por ejemplo las norteamericanas, ni los campeonatos internacionales, que gozan de tan buena propaganda se conviertan en alguna actividad creadora de cultura. Continúan siendo, por mucha importancia que revista para los participantes y los espectadores, una función estéril en la que se han extinguido, en gran parte, el viejo factor lúdico.

Esta concepción se opone directamente a la opinión corriente según la cual el deporte representaría en nuestra cultura el elemento lúdico en su grado máximo. Pero en modo alguno se puede decir esto del deporte, que ha consumido, por el contrario, lo mejor de su contenido lúdico. El juego se ha hecho demasiado serio, y el estado de ánimo propio del juego ha desaparecido más o menos de él. Merece observarse que este desplazamiento hacia el lado de lo serio ha afectado a los juegos no atléticos, en especial a aquellos juegos dónde el cálculo mental lo es todo, como sucede en el ajedrez.

El ideal de la antigua Grecia de que los atletas lograran el triunfo mediante su propio esfuerzo, se refería a conseguirlo con sus propias capacidades atléticas naturales, sin recurrir a procedimientos por lo que obtuvieran ventajas injustas. Sin embargo, eso no excluía la dedicación a un entrenamiento constante y el aprendizaje de nuevas estrategias para el dominio de su deporte, bajo la dirección de expertos, equiparables a los entrenadores modernos.

En la actualidad en el deporte lo más importante es ganar, la posición de los deportistas, entrenadores, administrativos y directivos dentro de la estructura deportiva depende de los récords ganados y perdidos; el hecho de perder lleva a los participantes a un sentimiento de despersonalización.